Imagen hospedada por Subir-Imagenes.com

8.31.2006

Abzurdah

Abzurdah, el libro con la historia de Cielo Latini


Cielo Latini es la autora de “Abzurdah”, una ex anoréxica que ahora se ha transformado en best seller.Cielo ya no pesa 45 kilos, le creció el cabello y las cejas, y parece que no hay rastros visibles de la anorexia que padeció. Las marcas más simbólicas están ocultas. Son dos tatuajes.Uno, del lado interno de su muñeca, que dice “47 kilos”. Se lo hizo como advertencia: ese era su peso ideal y tenía prohibido superarlo. El otro, en la planta del pie derecho, dice Hogweed, el seudónimo que usaba en el chat el hombre que la obsesionó y a quien acusa de todos sus males.

La desfloración a los 14 años, la dependencia amorosa y sexual de un hombre mucho mayor que ella, la fascinación con la muerte, la bulimia y la anorexia.
Hoy es una joven de 21 años, que ha sobrevivido al infierno para poder contarlo.

“Y nadie se daba cuenta de nada. Era increíble: o yo era muy buena actriz y simulaba perfectamente un estado de felicidad natural, o les importaba demasiado poco como para pensar por qué iba tantas veces al baño, me demoraba tanto tiempo y siempre salía tosiendo o carraspeando”.




Dime? cuál es tu opinion.

8.25.2006

Somos verdaderamente unicas!!

Una mujer alterada no es una loca, Suponiendo que a las mujeres también nos consideren personas.. Una mujer alterada es una persona que está cambiando... Y creo que fue Borges quien dijo, que los únicos que nunca cambian, son los tontos y los muertos.
Si bien es cierto, que una cosa es sufrir un cambio y otra muy distinta es hacérselo sufrir a otros, convengamos que uno cambia, cuando no soporta más lo que le pasa, por mucho que les pese a los que no puedan soportarlo. Así, la que hasta ayer te esperaba despierta, te cambia la cerradura. La que te esperaba dormida, se compra portaligas; La que veía siete telenovelas, se anota en siete cursos; La que manejaba una empresa, se quiere ir a vivir a una carpa;
La que cuidaba a la suegra como a una madre, la interna en un geriátrico; La flaca, se pone hecha una vaca y la gorda, baja veinte kilos. En el medio, te van tratando de insatisfecha, ciclotímica, inmadura, egoísta y por supuesto, del peor de los insultos.... feminista...
Pero no todo es negro: muchos de nuestros cambios son recibidos con gran alegría por aquellos que nos rodean, como nuestro nuevo marido o nuestro viejo analista... Y no fue fácil para nosotras las mujeres, descubrir que teníamos derecho a cambiar...
Por largo tiempo pensamos, que lo mejor hubiera sido ser otra. Hoy, que sabemos que hasta la más superada, se come las uñas, estamos más contentas con nosotras mismas...
Cambiando lo que no nos gusta y no sólo los pañales o el rouge... Y lo logramos...
En estos últimos años las mujeres cambiamos mucho. Antes, sólo estábamos obsesionadas por conseguir un marido... Ahora además, estamos estresadas por exigirnos logros profesionales, trastornadas por la culpa que nos provoca la maternidad y desesperadas por combatir la celulitis...!!!

8.20.2006

Chica Mala?


“Como soy una chica mala las personas piensan automáticamente que realmente soy mala. O que llevo conmigo un oscuro secreto, o que estoy obsesionada con la muerte. La verdad es que probablemente soy la persona menos morbosa que alguien pueda conocer. Si pienso más sobre la muerte que otros, es porque probablemente amo la vida más que ellos.”